dilluns, 28 de maig de 2012

EL MATRIMONIO DE BOSTON


Como siempre que nos acercamos a este tipo de uniones, no falta quien niega cualquier tipo de relación lésbica, más allá de una profunda amistad.



Durante el siglo XIX, e inicios del XX,  y en la puritana sociedad bostoniana aparecieron los llamados "matrimonios de Boston", formados por dos mujeres que vivían juntas, no tenían relaciones con hombres, ni dependían económicamente de ellos.

Generalmente eran profesionales, escritoras o disponían de una importante herencia. Eran mujeres cultas y feministas que preferían llevar una vida en libertad, que caer bajo el yugo de un matrimonio. La sociedad aun les consideraba inferiores y los hombres acostumbraban a despreciar mujeres que seguramente eran intelectualmente muy superiores a ellas.

En estos "matrimonios" se respetaba mas la igualdad entre sus miembros que en los clásicos enlaces heterosexuales. Así mujeres médicos, científicas o profesoras podían desarrollar su actividad profesional con mas plenitud y libertad.


Pero no debemos olvidar que eran tiempos de romanticismo y las uniones también se realizaban por amor. Seguramente muchas mujeres huían de matrimonios de conveniencia, sin olvidar que las relaciones emocionales fueron la base que cimentaron estas relaciones y permitieron el que fueran duraderas. 



Un dato es muy revelador, en un estudio de 1929, con mujeres universitarias, el 50,4 % respondieron que habían "tenido intensas relaciones afectivas con otras mujeres", y el  19,5 % habían tenido "relaciones intensas acompañadas de la masturbación mutua, con contacto de los órganos genitales, u otras expresiones reconocidas como sexuales". (1). 

El término "matrimonio de Boston" fue utilizado por primera vez por Henri James en su obra "Las Bostonianas" (1886), en la que narra la vida de las llamadas "mujeres nuevas".  En 1999 David Mamet estrenó "Boston Marriage" en la que cuenta la relación emocional entre dos mujeres a inicios del siglo XX.







A inicios del siglo XX este tipo de relaciones desaparecieron, la sociedad empezó a no aceptar estas relaciones al ver que podían tener un contenido sexual y romántico. Paralelamente empezaron a surgir movimientos feministas y la identidad lesbiana.

 (1) Davis, Katherine B. 1929. Factores en la vida sexual de veinte y dos centenares de mujeres. Nueva York: Harper Brothers.


1 comentari:

  1. super interesante, con permiso lo comparto en mi blog. saludos!

    ResponElimina

POEMA DE ABU NUWAS