dilluns, 24 de juliol de 2017

ROBERT DE MONTESQUIOU: ELEGANTE, DECADENTE Y DANDY

El conde Robert de Montesquiou (1855-1921) fue un escritor simbolista francés y coleccionista de arte, mas célebre por su personaje que por su propia obra. 



Normalmente la palabra decadente era un eufemismo detrás del cual había un homosexual, más o menos discreto. Este seguramente  fue el caso. Con 30 años conoció a Gabriel de Yturri, el gran amor de su vida, con quien vivió 30 años. Muerto Gabriel le sucedió su propio secretario Henri Pinard;  a éste, tras su muerte,  legó toda su obra y los pocos bienes que le quedaban.


Gabriel de Yturri, retratado por Antonio de la Gándara.


Falleció en 1921 y fue enterrado junto a Gabriel, en Menton.

Su figura inspiró a varios escritores de su tiempo.  Así fue protagonista de la célebre novela de Jean Lorrain, Monsieur de Phocas,  Proust también se inspiró en él para el personaje de Charlus en "A la busca del tiempo perdido". 

Amigo de disputas y controversias, tuvo un buen grupo de amigos y admiradores, entre los que se encontraban; Marcel Proust, que le consideraba el profesor de la belleza de su generación;  el pintor Gustave Moreau; Antonio de la Gándara, autor del retrato de Gabriel de Yturri; o el pintor Giovanni Boldini autor de su célebre retrato. 


Retrato de Giovanni Boldoni.


Elegante y refinado, se le consideraba el arbitro de la moda de la sociedad de vanguardia parisina. " Se destacaba en los salones por su atuendo: con su traje de terciopelo de exquisito corte, realizado por los más afamados sastres de la época, corbatas insólitas y sobre todo, la calidad de sus guantes." (1)

Lus Antonio de Villena señala (2) que "Montesquiou, en efecto, hacía lo que ellos no se atrevían o no podían hacer: vivir el arte. Comportarse como un genuino esteta. Sus casas decoradas con gusto refinadísimo, barroco e insólito, sus fiestas de disfraces y sus maneras personales, con homosexualidad y droga incluidas, despertaban un interés curioso y apasionado. Era la imagen misma del Fin de Siglo".


Retrato de  L. Doucet,


Alberto Mira señala que "es una de estas figuras que muestran las contradicciones entre un modelo de esteticismo que parece estar por encima del cuerpo y la homosexualidad que se asocia a esta doctrina" (3). Tanto Mira como de Villena señalan que su homosexualidad formaba parte de su transgresión, aunque seguramente seria más lógico hablar de la sexualidad como transgresión. 


(1)  ROBERT DE MONTESQUIOU – ARISTÓCRATA, POETA Y DANDY  https://vestuarioescenico.wordpress.com/2013/01/29/robert-de-montesquiou-aristocrata-poeta-y-dandy/
(2) El Arte de Aparentar, Luis Antonio de Villena. http://www.elcultural.com/revista/letras/El-arte-de-aparentar/15059
(3) Alberto Mira, Para entendernos. Ediciones de la Tempestad. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

LOS AIKANE DE LOS MARES DEL SUR